Las 5 mejores películas de suspense (II) 2000 - 2020

El cine de suspense nos ha dejado un gran elenco de largometrajes durante el último siglo. En esta segunda parte de mis cinco mejores películas del género, directores como Amenábar, Shyamalan o Robert Eggers, siguieron la estela de sus predecesores. Por cierto, antes de seguir... ¿echaste un vistazo a mis cinco primeras películas de la lista? Si no es así, no te pierdas Las 5 mejores películas de suspense (I) 1960 - 2000 

Antes de comenzar con la lista, no puede faltar mencionar algunas películas, a finales del siglo XX, que serían grandes precursoras del suspense del nuevo milenio: en 1999 se estrenaron tanto El Proyecto de la Bruja de Blair (Eduardo Sánchez y Daniel Myrick) como El Sexto Sentido (M. Night Shyamalan). La primera, con una propaganda previa descomunal, logró que el espectador se sumergiese entre aquellas grabaciones -a priori reales- de los jóvenes personajes. Fue el comienzo del cine visto a través de cámaras de calidad media, las mismas que portan los protagonistas. Por otro lado, la segunda, obra maestra del suspense de terror, se convertiría en una fuente de la que beberían muchas de sus sucesoras. Tampoco puede faltar mencionar Memento (2000), de Christopher Nolan, cuya magia reside en contar los hechos a la inversa, utilizando un recurso cronológico que ya emplearían directores como Tarantino en Pulp Fiction (1994).

De esta manera, nos adentramos en el nuevo siglo, donde el thriller explorará nuevos campos y formas de expresión; no por ello mejores o peores que sus obras más clásicas. Tal y como dije en la primera parte, mi selección es totalmente subjetiva, si bien tengo en cuenta el impacto y la incidencia que tuvieron en la época. Dicho esto... no se hable más, "se abre el telón".


LOS OTROS (2001)

Alejandro Amenábar es, sin duda alguna, uno de los máximos exponentes del suspense español. Aunque en su baraja cuenta con cintas de todo tipo de géneros (Mar Adentro, 2004. Óscar Mejor Película Extranjera), no podemos cuestionar la gran labor del director en el thriller nacional. De esta manera, nacieron obras como la célebre Tesis (1996), Regresión (2015) o, sin ir más lejos, Los Otros (2001).

La trama gira en torno a una viuda, Grace (Nicole Kidman), la cual vive junto a sus hijos en un gran caserón y, tras el final de la II Guerra Mundial, aguarda el regreso de su marido. Tras contratar nuevos sirvientes, los cuales habían servido años atrás en dicha casa, comienzan a desarrollarse una serie de extraños sucesos, unos sucesos que parecen estar tras el velo de lo paranormal.

Las influencias de Amenábar se reflejan en anteriores largometrajes como la citada anteriormente El Sexto Sentido de Shyamalan o, en mayor medida, en The Innocents (1961, Jack Clayton). Así pues, el director consigue dotar de una atmósfera de terror a lo que es una cinta de suspense, gracias a elementos que, en mi opinión, demuestran que los efectos especiales no lo son todo. De esta manera puede lograr grandes momentos sin necesidad de grandes recursos, manteniendo al espectador sumido entre la niebla y la penumbra constantes en la película. Además, cuenta con uno de los finales más inesperados del género, ¡no te la puedes perder!


EL BOSQUE (2004)

Tras consagrarse con éxitos como El Sexto Sentido (1999) o Señales (2002), M. Night Shyamalan emprendió el que probablemente sea su proyecto más polémico: El Bosque (The Village). ¿Y por qué polémico? Esto se debió a que la propaganda y promoción de la película la vendió como una historia de terror clásico, pero no fue así... ¡fue mucho mejor que eso!

Los habitantes de una villa rural viven totalmente aislados del mundo exterior. Unas extrañas criaturas, las cuales habitan en el bosque, crean un aura de temor y desconfianza. Sin embargo, existe un pacto entre ellos, tres normas que están obligados a cumplir: no utilizar el color rojo (el cual les atrae), no entrar en el bosque y, finalmente, refugiarse cuando suenan las campanas, puesto que significa que andan cerca. La cosa se complica cuando Ivy (Bryce Dallas Howard), una joven ciega, debe partir en busca de medicinas, al pueblo más cercano, cruzando el temido bosque.

La película cuenta con un reparto excepcional: Joaquin Phoenix, Adrien Brody, William Hurt y una increíble Bryce Dallas Howard con uno de los mejores papeles de su carrera. Es comprensible que poseyendo este electo de actores, sumado a que se vendiera como cinta de terror, mucha gente saliera decepcionada del cine. Sin embargo, otros muchos supieron leer su verdadero mensaje: el control del poder sobre el pueblo, aunque poco más puedo decir... Si no la has visto, la recomiendo encarecidamente: una obra poética oculta tras un telón de suspense y terror.


SHUTTER ISLAND (2010)


Martin Scorcese es uno de esos directores que pueden hacer lo que quieran. A pesar de estar consagrado dentro del género gángster con clásicos como Taxi Driver (1976), Uno de los Nuestros (1990) o Casino (1995), Marty exploró a través de diferentes campos como el histórico, comedia negra o, en el caso que nos concierne, suspense. ¡Y qué resultado...!

Dos agentes judiciales, Teddy (Leonardo DiCaprio) y Chuck (Mark Ruffalo), son enviados a una remota isla de Boston para resolver un caso. Allí reside un centro penitenciario para criminales con problemas mentales y uno de ellos escapa. Paso a paso, los agentes irán descubriendo que el verdadero peligro del centro no reside en los pacientes, y que la isla guarda muchos misterios y secretos por descubrir.

La película está basada en la obra de Dennis Lehane, titulada con el mismo nombre (autor de otros thriller como Mystic River, cuya adaptación, realizada por Clint Eastwood, no os podéis perder). Cuenta con una excelsa fotografía; no podía ser menos, bajo la dirección de Robert Richardson, uno de mis directores de fotografía favoritos, y apegado a directores como Oliver Stone, Tarantino o el propio Scorcese. El tema de este thriller nos desplaza a obras como las de Nolan, quien cosechó grandes logros en este género, como Memento (2000) u Origen (2010). El desenlace acompaña a la dinámica de las dos mencionadas anteriormente: un estrepitoso giro final. Durante el desarrollo de la cinta, Marty nos irá dejando pistas que nos hacen intuir el resultado... ¿todavía no la has visto? Si eres amante del buen cine, no te la puedes perder.


LA BRUJA (2015)

Mis dos últimas elecciones girarán en torno a dos directores "noveles" (aunque de novel no tienen más que el tiempo), ambos sumergidos en uno de mis subgéneros favoritos: el horror folk. El primero de ellos no es otro que Robert Eggers; director, guionista y productor estadounidense, con apenas treinta y seis años, ya tiene su hueco en la industria. Su segunda película, El Faro, ya contó con una crítica notable, con actuaciones espectaculares de dos actores de renombre como son Robert Pattinson y Willem Dafoe, Su Opera Prima, si bien no está a la altura de ésta última, deja entrever la línea que buscará seguir el director; estamos hablando de La Bruja (2015).

Año 1630, Nueva Inglaterra. Una familia de colonos cristianos se ve obligada a exiliarse. Su nueva casa estará ubicada junto a los linderos de un bosque, del cual se cuentan leyendas oscuras sobre él. William (Ralph Ineson) tendrá que proteger a su familia ante sucesos que parecen llevados a cabo por la mano de Satanás. Mientras tanto, las sospechas recaen sobre Thomasin (Anya-Taylor Joy), su hija mayor, de quien comienzan a pensar que es una bruja.

Eggers comienza a demostrar durante su primer trabajo un estilo que continuaría en El Faro. En primer lugar, el uso de figuras alegóricas; en La Bruja, encontramos ejemplos en la cabra y el conejo, mientras que en El Faro, en las sirenas y las gaviotas. Por otro lado, el director suma importancia a la psicología de sus personajes, los cuales siempre tienen dudas morales y se cuestionan a sí mismos. La película cuenta además con una atmósfera perfectamente construida, la cual nos evoca a la ya mencionada El Bosque de Shyamalan. Si te gustó El Faro, no puedes perderte la primera obra de este prometedor director y, si por el contrario no has visto ninguna, este es el momento. Eso sí, no me parece de más avisar de que Eggers se reserva todos los modales y formas políticamente correctas: ¡lo que vais a ver es muy explícito!


MIDSOMMAR (2019)

Para finalizar esta humilde lista, ponemos la guindilla del pastel con Ari Aster, otra de las perlas del cine que, con tan solo treinta y tres años, nos ha dejado saber que el futuro del cine está en buenas manos. Después de experimentar con varios cortos desde 2011, en 2018 se embarcó en su primer largometraje, Hereditary. ¿El resultado? Una excelente película de terror, con una propuesta diferente, y unos elementos que tocarían techo al año siguiente, con su siguiente película: Midsommar.

Un grupo juvenil de amigos estadounidenses decide acudir al festival de verano del Midsommar, el cual se celebra cada 90 años en una tribal aldea de Suecia. Si bien en un principio parecían ser las vacaciones de sus vidas, los aldeanos comienzan a realizar rituales que los asustan. Poco a poco, los locales tratarán de integrar a los jóvenes y animarles a participar en su festival.

Aster conduce al espectador a lo largo de una pesadilla diurna (el terror a la luz del día), con un montaje y una estética asombrosas, gran vestuario y, sobre todo, una constante tensión desde el primer momento en que se inician los rituales. Esta tensión, si bien no es tan constante como puede ser el ejemplo de La Bruja, juega con un ritmo equilibrado, el cual romperá totalmente durante la media hora final. La actuación de Florence Pugh, actriz protagonista, es excelsa. La productora, A24, fue la encargada de distribuir otras entregas independientes como la ya mencionada El Faro o Diamantes en Bruto, con una estupenda actuación de Adam Sandler. Midsommar, al igual que comentamos en el caso de Eggers, comparte características con Hereditary, que ya empiezan a dotar al propio Aster de un sello propio. La simbología de lo ritual y el triunfo del mal, tiene influencias en otras cintas como The Wicker Man. Los que hayáis visto ambas obras del director, podréis reflexionar entre las similitudes de los dos finales. ¿Mi recomendación? La película no dejará indiferente a nadie pero, si vas a verla, ¡no lo hagas después de comer!


Si has llegado a leer hasta aquí, agradezco mucho tu atención, y espero que las recomendaciones de mis 10 películas de suspense favoritas te hayan gustado. Como sabéis, muchas quedan en el aire -con especial mención a la galardonada Parasite (2019) de Bong Joon-Ho-, por lo que os invito a aportar vuestro granito de arena en los comentarios. ¿Cuáles son tus preferidas? ¡Nos vamos leyendo!


Iván Trujillano S.


Contacto

Twitter:

@theoldesthuman

@dosiskafkiana

Email
dosiskafkiana@gmail.com